¿Hasta qué edad podemos vivir?

¿Hasta qué edad podemos vivir?

Diferentes estudios  han intentado dar respuesta aproximada para saber cuál será la edad máxima que puede alcanzar la especie humana, por un lado, los testimonios históricos correspondientes a las personas de extraordinaria longevidad. Por otro lado estudios sobre el decrecimiento de la capacidad funcional de los órganos, o sobre los límites de la multiplicación de células humanas (fenómeno de Hayflick) aportan datos, curiosamente coincidentes, sobre los límites de la vida humana.

Se pudo verificar en cientos de estudios que la estima máxima de vida tiene un límite de ciento veinte años, la cifra máxima registrada en otros estudios sobre el decaimiento de los órganos  (el envejecimiento)  que dice que es la muerte biológica producida por una involución y no por una enfermedad ocurrida con la edad que tiene el individuo.

Los ciento veinte años pueden ser la máxima  que podría llegar, si se utilizan los medios adecuados para lograrlos. Lo que la ciencia quiere conocer son los medios necesarios para alcanzar esta edad sin dificultad alguna entre física, mentalmente y emocionalmente, y si existieran medios para poder sobrepasar este límite de edad científicamente comprobado.

Basándonos en datos comprobados, la persona más longeva hasta 1995 era el japonés Shigechiyo lzumi, que murió en 1986 a la edad de 120 años y 237 días. Su edad parece estar correctamente establecida ya que, en el primer censo histórico realizado en Japón en 1871 fue inscrito con seis años. Según las declaraciones que hizo el redactor jefe del Guinness, los mejores consejos para una larga vida consisten en "no preocuparse, y dejar las cosas a Dios, al sol y a Buda".

Siguen de cerca a la longevidad de Izumí las de Fannie Thomas, estadounidense, y Pierre Joubert, canadiense, que alcanzan los 113 años. Pierre Joubert murió en 1814, y su nacimiento, hacia 1701, está bien documentado, así como las fechas de nacimiento y muerte de Fannie Thomas (1867-1981), mucho más recientes.

Aunque existen datos muy probables de que la ex-esclava estadounidense Martha Graham muriera a los 117 o 118 años, que la canadiense Ellen Carroll alcanzara a su muerte, en 1943, los 115 años; que la abuiense Benita Madrana falleciera en 1979 con 114 años, y que otras personas en otros países alcanzaran cifras similares, el registro del Guinness no las ha aceptado por no parecer totalmente convincentes los testimonios aportados.

Así tendríamos, en el ránking de longevos, y después de Shigechiyo Izumi, resumiendo los que superan los 110 años: dos de 113; cinco de 112; cuatro de 111 y seis de 110. Del total de dieciocho, cinco son varones y trece son hembras en lo que se refiere a límites de longevidad.

Cada persona que se afilia es un compromiso para demostrar quienes somos.